Turismo León > Astorga > Ayuntamiento y Plaza Mayor

Ayuntamiento de Astorga y su Plaza Mayor: dos imprescindibles en tu visita

Ayuntamiento de Astorga

¿Pensando en hacer una visita turística a Astorga? Pues el edificio del Ayuntamiento y su magnifica Plaza Mayor son otros dos imprescindibles. En conjunto, unido a los bares y sus terrazas situadas en la propia plaza, lo convierten en un sitio con muy buen ambiente, ideal para tomarse algo y disfrutar. Esto es todo lo que necesitas saber.

Cómo llegar

Llegar al Ayuntamiento de Astorga y a la Plaza Mayor (o Plaza España) es muy fácil, porque están justo en el centro del casco antiguo de la ciudad. Te recomendamos que dejes el coche en el Parking de la Avenida de las Murallas y de ahí te dirijas andando a la dirección Plaza Mayor, s/n (tardarás nada, está muy cerca). Aquí tienes un plano de localización:

Ayuntamiento de Astorga, máximo exponente del barroco

Las obras del Ayuntamiento arrancaron en 1683 de la mano de Francisco de Lastra y no se finalizaron hasta el 1704. Lo más bonito es sin duda su fachada, siendo todo un referente del estilo barroco civil leonés. La misma se asemeja a la fachada de la catedral, con chapiteles sobre las dos torres que lo componen.

Además incorpora diferentes elementos arquitectónicos puramente decorativos, como el gran escudo real del centro y el muy popular reloj de autómatas, del que os hablamos un poco más en detalle en el siguiente apartado.

Respecto al interior, no es visitable. En él está situado el salón de plenos (finalizado en 1895 y utilizado para tal función desde entonces), la alcaldía, despachos de concejales y demás salas dedicadas a menesteres burocráticos y de gobierno.

El reloj de los maragatos

Como decíamos, en la espadaña central del Ayuntamiento de Astorga está situado el famoso reloj de los maragatos, de tipo autómata y que tiene su propia historia.

Aunque siempre se habla de él en singular, realmente ha habido hasta tres relojes diferentes. El primero fue obra de Bernardo Francos, quien en 1747 se comprometió con el consistorio de Astorga a ejecutar un reloj, y su sistema para darle cuerda, junto a 3 campanas; una para dar las horas, otra los cuartos y la última para el toque de queda, acompañado de dos autómatas hombres vestidos de maragatos (tocaban la campana más grande a las horas en punto). Francos cumplió, a cambio de 8.500 reales de vellón.

Se trataba de una máquina de gran complejidad, que sufrió importantes y variadas averías a lo largo del tiempo, hasta que finalmente una de ellas lo dejó inservible. Fue entonces cuando en 1804 Bartolomé Fernández diseñó otro para sustituirlo. Lo mantuvo más o menos igual, con actualizaciones tecnológicas, aunque cambió los autómatas originales por dos nuevos maragatos, en esta ocasión un hombre y una mujer, y conocidos desde entonces como Juan Zacunda y Colosa.

Y ahí estuvo este segundo reloj dando el tiempo a los astorganos durante unos 200 años, pero finalmente también hubo que sustituirlo.

Así llegamos al tercero y último, el que está funcionando actualmente. Se trata de un reloj automatizado, montado por Hermenegildo Díguele y su hijo Ramón en 1974, quienes también sustituyeron las figuras autómatas originales por dos réplicas exactas de aluminio.

Como podéis imaginar, cuando en la época barroca española se inauguró la primera versión del reloj rápidamente se convirtió en un auténtico espectáculo que atraía a locales y foráneos a verlo, y en la actualidad también.

Es muy normal encontrar gente congregada frente al ayuntamiento para ver cómo los autómatas maragatos dan las horas en punto (a los niños les hace especial gracia). Nosotros te lo recomendamos, por el reloj en sí (en España no es habitual encontrar este tipo de reloj de autómatas), la belleza del ayuntamiento y la plaza, de la que os hablamos un poco más a continuación.

La Plaza Mayor de Astorga, 2.000 años vertebrando la ciudad

El Ayuntamiento y su reloj están situados en una preciosa plaza, la Plaza Mayor de Astorga. Tiene planta cuadrangular, con soportales en gran parte de ella, y fue levantada sobre el antiguo foro romano de Asturica (lo que vemos hoy data de finales del siglo XVII), por lo que lleva vertebrando la vida pública de la ciudad desde hace más de 2.000 años.

En la actualidad los coches no pueden acceder a ella, y continúa siendo un lugar destacado en todas las festividades y actividades culturales relevantes (procesiones de Semana Santa, pregones de fiestas…) y sitio de encuentro para astorganos y visitantes; es el marco perfecto para beber algo y tomarse unas tapas en alguno de los diversos bares situados en los soportales.

Además, todos los martes por la mañana la Plaza Mayor que nos ocupa, y sus calles colindantes, alojan un mercado en el que vendedores de la ciudad y alrededores montan sus puestos de verduras y hortalizas, frutas, embutidos, textiles o calzado (se celebra desde el año 1471).

¿Te ha gustado? ¡COMPARTE! Nos ayuda mucho :)

Otros sitios y cosas de interés en Astorga